domingo, 8 de enero de 2017

RENOVAMOS LOS MUEBLES DE LA COCINA


      En Noviembre una clienta me ha preguntado si podría renovarle sus muebles de cocina. 
     Era una cocina clásica con el frente en madera maciza de castaño y un diseño que se ve en muchos hogares de España.




    La clienta estaba cansada de ver tanta madera, de los tiradores tan anticuados y del cristal amarillento de las puertas de arriba.
    Ella quería dar más luz a la cocina y el aire de limpieza a los muebles. 

     Dicho y hecho: he aceptado renovar mi primera cocina.
   
     Como la clienta vive fuera de Gijón, decidimos desmontar todas las puertas y los cajones para pintarlos en mi taller y volver a montarlos.

También hemos optado por otro clásico, color BLANCO PASTEL

La cornisa y el lateral lo dejamos en su color original para que el frente pintado destaque mejor en una pared blanca.

Y para que los muebles no fueran simplemente pintados me inspiré en los acabados de los diseños italianos: en todos los relieves hice las rozaduras. Así la cocina tendría su aire de vintage elegante y sin recargar.








 He cambiado los anticuados tiradores dorados por los de acero inoxidable, fáciles de limpiar.
  Los cristales amarillentos de las puertas de arriba por unos de color blanco opaco con el dibujo imitando el mármol.
Después de pintar y hacer los relieves le puse tres capas del barniz incoloro protector con el brillo asatinado. Y el acabado final lo hice con la cera incolora aplicada con una lana de acero. Y el pulido con la gamuza de toda la vida.




 "Dar cera, pulir cera" les insufla la vida a los muebles recién pintados.

Normalmente cuando estoy trabajando en un proyecto soy la primera que ve el resultado. En este caso yo he sido la última de ver cómo ha quedado.

Sobra decir que la clienta esta feliz: tiene una cocina nueva y por muy poco de dinero. Y yo también.

Un consejo: renovar no es tirar, sino ahorrar el dinero y el tiempo para conseguir el mismo resultado.

Gracias por su tiempo.
Un saludo, Tatiana.


DEL MINIMALISMO AL VINTAGE

    Cada nuevo encargo es un reto: dar con lo que desea un cliente y ser realista con el resultado.      En la mayoría de los casos  el...