sábado, 14 de enero de 2017

DEL MINIMALISMO AL VINTAGE


    Cada nuevo encargo es un reto: dar con lo que desea un cliente y ser realista con el resultado. 

    En la mayoría de los casos  el mismo cliente no tiene ni idea.  Allí entra el tanteo y mucha psicología para dar con la clave. 
Transformar un mueble no es solo repintar o redecorar. No.
Es sorprender y  hacer feliz a una persona . Es como un prestidigitador: Chan-chan....Quitas la tela y la mirada feliz lo dice todo.
     

Ahora al asunto.
Cuando vi este sinfonier y la mesita , la verdad, no tenía ni idea qué hacer con ellos. La clienta quería algo vintage, flores y que destaque sobre las paredes en tonos rosa.




Un mueble moderno y de líneas rectas habría que convertir en una pieza  vintage. 


Me puse a buscar la inspiración por internet. Y mientras más veía , mas se complicaba la cosa. El exceso de información puede ser tan malo con la falta. 


Así que he decidido guiar por mi instinto.



 En este tipo de trabajos el primer paso es desmontar lo todo, lijar, limpiar y dar la base blanca para aclarar el mueble. 











Yo no suelo ahorrar en pintura. Hago capas finas y llijo entre ellas. Y si veo que hace falta una tercera capa, la pongo. El acabado tiene que estar perfecto. La pintura que he usado es PINTURA DECORATIVA TF DESIGN color GRIS HUMO mezclado con el BLANCO PURO `para conseguir un tono mas claro.


 El frente lo he forrado con el papel pintado con el fondo blanco y el estampado floral en tonos gris oscuro, gris claro y el plata.









 Para apreciar mejor el estampado en la mesita la clienta lo quiso poner  en la parte de arriba . Todo un acierto por su parte.





Para incorporar mejor el papel hace falta rebajarlo en las esquinas con una lija. Así apenas se notará la diferencia entre el y la madera.




  

Los tiradores también los he pintado con la misma pintura para que se integren mejor con el diseño del sinfonier.






 Con unas cuantas capas del barniz incoloro asatinado y el pulido con la cera incolora los muebles están listos para su entrega. 

La clienta feliz y yo también.

Gracias por leer este post. 
Espero que se animan para hacer pequeños cambios en sus muebles.
La verdad, merece la pena.
Un saludo, Tatiana.





domingo, 8 de enero de 2017

RENOVAMOS LOS MUEBLES DE LA COCINA


      En Noviembre una clienta me ha preguntado si podría renovarle sus muebles de cocina. 
     Era una cocina clásica con el frente en madera maciza de castaño y un diseño que se ve en muchos hogares de España.




    La clienta estaba cansada de ver tanta madera, de los tiradores tan anticuados y del cristal amarillento de las puertas de arriba.
    Ella quería dar más luz a la cocina y el aire de limpieza a los muebles. 

     Dicho y hecho: he aceptado renovar mi primera cocina.
   
     Como la clienta vive fuera de Gijón, decidimos desmontar todas las puertas y los cajones para pintarlos en mi taller y volver a montarlos.

También hemos optado por otro clásico, color BLANCO PASTEL

La cornisa y el lateral lo dejamos en su color original para que el frente pintado destaque mejor en una pared blanca.

Y para que los muebles no fueran simplemente pintados me inspiré en los acabados de los diseños italianos: en todos los relieves hice las rozaduras. Así la cocina tendría su aire de vintage elegante y sin recargar.








 He cambiado los anticuados tiradores dorados por los de acero inoxidable, fáciles de limpiar.
  Los cristales amarillentos de las puertas de arriba por unos de color blanco opaco con el dibujo imitando el mármol.
Después de pintar y hacer los relieves le puse tres capas del barniz incoloro protector con el brillo asatinado. Y el acabado final lo hice con la cera incolora aplicada con una lana de acero. Y el pulido con la gamuza de toda la vida.




 "Dar cera, pulir cera" les insufla la vida a los muebles recién pintados.

Normalmente cuando estoy trabajando en un proyecto soy la primera que ve el resultado. En este caso yo he sido la última de ver cómo ha quedado.

Sobra decir que la clienta esta feliz: tiene una cocina nueva y por muy poco de dinero. Y yo también.

Un consejo: renovar no es tirar, sino ahorrar el dinero y el tiempo para conseguir el mismo resultado.

Gracias por su tiempo.
Un saludo, Tatiana.


DEL MINIMALISMO AL VINTAGE

    Cada nuevo encargo es un reto: dar con lo que desea un cliente y ser realista con el resultado.      En la mayoría de los casos  el...